ESTUFAS estancas


Las estufas estancas toman el aire necesario para la combustión directamente del exterior también a través de la
misma conducción por la que se expulsan los humos.
De esta forma no se resta oxígeno en el ambiente interior y se evita el acceso de aire frío.
No derrochan energía porque recuperan también el calor de los humos de salida para calentar previamente el aire comburente.

Estufas de leña EDILKAMIN